Sociedad Mexicana de Oftalmología
52 (55) 5563-9393, 5563-7812, 5598-3827 y 5598-5372

Redes Sociales

Buzón de Quejas y Sugerencias


Acceso a Usuarios

Nuestra Historia
El hospital de San Andrés

A fines del siglo XIX el Hospital de San Andrés era el centro hospitalario más importante de México y estaba situado en un solar al norte de la calle de Tacuba, enfrente del Palacio de Minería. El diplomático mexicano Ignacio Valdivieso, legó una renta para los enfermos de los ojos pobres de México, con lo cual se fundó en 1875, el Instituto Valdivieso, instalado en la parte baja del Hospital, ocupando un predio vado dejado por la destrucción de la iglesia de San Andrés, que daba servicio al hospital, la cual estaba situada en la calle de Filomena Mata, antes de Bethlemitas. La iglesia fue destruida en una noche por Juan José Baz, pues Juárez no quiso que se repitieran las Honras Fúnebres que los conservadores celebraron en honor de Maximiliano, ceremonia que tuvo lugar un año después de su muerte. Más o menos 8 años después de la demolición se hizo el anexo de ojos.

La Sociedad Oftalmológica de México

El Instituto Valdivieso fue la cuna de la mayoría de los oculistas mexicanos de esa época, algunos de los cuales se agruparon, a finales del siglo XIX para formar la Sociedad Oftalmológica de México. La reunión tuvo lugar en la casa del Dr. José Ramos, el 18 de febrero de 1893, en donde se levantó el Acta de Instalación de la Sociedad, que fue firmada por 7 personas, aunque aparecen 8 nombres en el texto: Federico Abrego, Agustín Chacón, Lorenzo Chávez, Fernando López, Emilio Montaño, José Ramos, Manuel Uribe Troncoso y Joaquín Vértiz (de este último no aparece la firma). Allí mismo fue electa la primera Mesa Directiva, que estuvo constituida en la siguiente forma: José Ramos, Presidente; Fernando López, Vicepresidente; Agustín Chacón, Secretario; y Emilio Montaño, Tesorero. La Sociedad Oftalmológica de México es la más antigua de América Latina en esta especialidad. Consideramos importante dar a conocer algunos datos de las vidas de los fundadores.

Los fundadores

• José Ramos (1858-1909) nació en San Luis Potosí, en la preparatoria fue discípulo de Gabino Barreda, se recibió en 1881 y fue discípulo de Manuel Carmona y Valle. En el Instituto Científico Literario de Toluca llegó a ser profesor de física y geografía. En París se especializó en oftalmología con Galezowski y ya en México ganó por oposición la clase de patología interna que Rafael Lucio impartió hasta su muerte; en la escuela de medicina estableció la Clínica de Oftalmología y en 1888 ingresó en la Academia de Medicina, de la cual fue presidente en 1896. Fue director del Instituto Médico Nacional de 1907 a 1909 y Doctor honoris causa de la Universidad de Harvard. Además de ser el primer presidente de la Sociedad lo fue en otras ocasiones.
• Lorenzo Chávez y Aparicio (1860-1912) se recibió de médico cirujano en 1884, fue discípulo del Dr. Agustín Andrade y ayudante del Dr. Ricardo Vértiz en la Clínica de Oftalmología. Estudió en París con Galezowski, fue miembro de la Academia de Medicina y primer director del Hospital de la Luz en 1898. Fue presidente de la Sociedad en varias ocasiones.
• Fernando López (1854-1924) obtuvo el título de médico cirujano en 1879 y un año después de médico militar con grado de mayor. Discípulo de Francisco Montes de Oca, recibió la comisión de estudiar cirugía de urgencia y oftalmología en París, con de Wecker, Landolt y Lapersonne. Llegó a ser un magnífico cirujano general que además dominaba las técnicas de la cirugía ocular de su época. En 1891 fue nombrado subdirector del Hospital Militar de Instrucción, llegando a ser director en 1894, donde permaneció hasta 1905, en que fue designado primer director del Hospital General de México. Fue miembro de la Academia de Medicina, encargado del Instituto Antirrábico y uno de los fundadores de la Cruz Roja. Fue presidente de la Sociedad en 1908 y en 1918.
• Agustín Chacón (1860-1920) se graduó en 1882 y fue discípulo de Agustín Andrade y Ricardo Vértiz en el Instituto Valdivieso. Miembro de la Academia de Medicina en 1890 y ayudante de la Clínica de Oftalmología del Dr. Ramos, cátedra que ganó por oposición al retirarse este último. Escritor muy prolífico, publicó más de 50 artículos en la Gaceta Médica y en los Anales de Oftalmología. Junto con el Dr. Montaño fueron los encargados del Servicio de Oftalmología en el Hospital General en 1905.
• Emilio Montaño (1863-1936) discípulo de Manuel Carmona y Valle y más tarde de José Ramos a quien ayudó en la clase de oftalmología desde 1888, hizo un curso de perfeccionamiento en París con Lapersonne en 1911. Fue jefe del Servicio de oftalmología (mujeres) en el Hospital General de 1905 a 1916, miembro de la Academia de Medicina y presidente de ella en 1919. Publicó más de 30 artículos sobre los ojos en la Gaceta Médica y en los Anales de Oftalmología. Fue presidente de la Sociedad en 1910.
• Manuel Uribe Troncoso (1876-1959) fundó junto con Daniel Vélez, los Anales de Oftalmología en 1898, en donde publicó más de 30 artículos hasta 1914. Fue profesor adjunto de oftalmología en 1899 y profesor titular en 1915 y 1916 Y además miembro de la Academia de Medicina. En 1916 emigró a Nueva York donde fundió los Anales con el Journal of Ophthalmology. Sus escritos sobre el ángulo iridocorneal aún son básicos en este tema, diseñó el primer gonioscopio práctico para usp clínico y publicó dos obras: "Internal Diseases of the Eye and Atlas of Ophthalmology" en 1937 y 'Treatise on Gonioscopy" en 1947. Fue profesor de la Universidad de Columbia en Nueva York y presidente de la Sociedad en 1904 y 1905.
• Joaquín Vértiz (1853-1915) descendiente de José María Vértiz y hermano de Ricardo Vértiz, fue cirujano del Hospital Juárez y luego del Hospital Béistegui, publicó en la Gaceta Médica 10 trabajos sobre padecimientos del hígado, sobre amputaciones y sólo uno sobre oftalmología: "Tratamiento de la úlceras corneales". Ingresó a la Academia de Medicina en 1899 y fue director del Instituto Valdivieso de 1894 a 1898.
• Federico Abrego. De este fundador casi no se sabe nada, excepto que murió en 1905.

Anales de Oftalmología

Como acaba de ser señalado, cinco años después de haber sido fundada la Sociedad apareció el primer número de su revista en julio de 1898, con el nombre de Anales de Oftalmología cuyo creador fue el Dr. Manuel Uribe Troncoso ayudado por el Dr. Daniel Vélez.
En el comité de redacción ingresaron en septiembre de ese mismo año los Ores. Juan Santos Fernández, de la Habana y Charles A. Oliver, de Filadelfia; en 1899 Demicheri de Montevideo, en 1900 Albert B. Hale de Chicago, Otto Wernicke de Buenos Aires y P. de Obarrio de Guayaquil, y más tarde J. A. de Abreu Fialho de Río de Janeiro. La Sociedad Oftalmológica no era responsable directamente de la revista, por consiguiente los redactores tuvieron mayor libertad en su programa de publicación.
Durante los primeros 17 años la revista fue mensual, lo que representó un esfuerzo considerable tanto por el número reducido de oculistas mexicanos como por la frecuencia y por la constancia con que aparecía, y solamente al final presentó varios retardos como consecuencia directa de la Revolución Mexicana y en 1914 por la ocupación de Veracruz por las tropas de Estados Unidos.
Los Anales constituyen la revista sobre oftalmología, publicada en español, más antigua del mundo que ha perdurado hasta la actualidad. Uribe Troncoso mencionó, con motivo del Cincuentenario de los Anales, que antes apareció una en España, pero vivió pocos años.
Como dato curioso, en 1898 aparecen dos artículos, uno en noviembre de Uribe Troncoso titulado "Tratamiento operatorio de la miopía elevada" y otro en diciembre de Antonio Alonso "Tratamiento de la miopía fuerte por la extracción del cristalino transparente"; un tema que recientemente han puesto de moda algunos autores, que ya se discutía hace más de 90 años, poco después que Fukala popularizara esta operación en Viena; aunque hay que recordar que ya Beer, Weber y Mooren la habían mencionado en el siglo XIX, y el abate Desmonceaux, Janin y Boerhaave ya la habían señalado o usado en el siglo XVIII. La historia se repite con cierta periodicidad y habitualmente no aprendemos de ella.
En enero de 1901 hay una nota avisando la aparición del primer número de los Archivos de Oftalmología Hispanoamericanos publicados en Madrid por Menacho de Barcelona y Santos Fernández de la Habana. Esta fue la segunda publicación en español en el mundo.
Solamente existen algunas actas de las sesiones de 1901 a 1903; en 1901 una sesión fue presidida por José Ramos y otra por Agustín Chacón y Lorenzo Chávez. En 1902 el presidente fue Fernando López y el vicepresidente Lorenzo Chávez, aunque hay una sesión presidida por Magaña.

Sedes

La dirección y administración estuvo en la primera calle de Mesones No. 19, más tarde en la calle de la Joya, de donde tuvieron que cambiarse "violentamente" por el mal estado del edificio y pasaron a la calle de Tacuba No. 14.

Primeras sesiones

Las fechas de las reuniones no estaban reglamentadas y pasó un año para que se efectuara la siguiente reunión que se llevó a cabo el primero de febrero de 1894, presidida por el Dr. Ramos y cuya Acta No. 1 fue firmada por Agustín Chacón como secretario. El Acta No. 2, de la sesión que está registrada como extraordinaria se realizó un año ocho meses más tarde, el 5 de octubre de 1895, en donde volvió a presidir el Dr. Ramos, pero el secretario fue Manuel Uribe Troncoso.
En noviembre de 1895 vuelven a sesionar los oftalmólogos, ahora presididos por Lorenzo Chávez y como secretario Uribe Troncoso (Acta No. 3); los mismos directivos continúan en las sesiones del18 de noviembre (Acta No. 4), 2 de diciembre (Acta No. 5), 16 de diciembre (Acta No. 6) y 30 de diciembre (Acta No. 7). Da la impresión que los oculistas trataron de reorganizarse y dar más vigor a la Sociedad que estaba trabajando con lentitud. Como en las actas de estas sesiones no aparecen nombramientos de mesas directivas, se supone que el médico que las presidía fungía como presidente de la Sociedad.
En 1896 la sesión del13 de enero (Acta No. 8) es presidida de nuevo por Lorenzo Chávez, pero con cambio de secretario que ahora fue Emilio Montaña, que antes había sido tesorero.
A partir de esta fecha las actas ya no tienen número, e informan de las sesiones del 27 de enero y del 10 de febrero.
Según el Dr. Graue y Díaz González, en 1897 el presidente de la Sociedad probablemente era el Dr. Chávez, quien renunció a su cargo a fines del año, para dedicarse al puesto de director del Hospital de la Luz (que fue inaugurado el 27 de octubre de 1898).
En los apuntes para la Historia de la Oftalmología en México, el Dr. Daniel Vélez escribe que la Sociedad funcionó 4 años sin interrupción, pero por diversas causas las sesiones se suspendieron hasta 1901, en los días en que Galezowski visitara México. Ello indicaría que no funcionó de 1897 a 1901, sin embargo en julio de 1898 aparecen los Anales, que continúan publicándose con regularidad hasta 1915. No hay actas de 1897 a 1901, Y los Anales, de 1898 a 1915, casi no publicaron noticias sobre la vida de la Sociedad, sin embargo antes de terminar del siglo XIX hay una cita que señala que los miembros habían aumentado con figuras como Manuel Carmona y Valle, José María Bandera, Enrique Graue y Glennie, José de Jesús González, Daniel Vélez, Ignacio del Valle y otros.

Primera Reunión Anual

La idea de instituir reuniones anuales de oculistas fue presentada por el Dr. Uribe Troncoso durante la sesión del2 de diciembre de 1902, idea que fue aprobada por los miembros de la Sociedad, junto con la intención de invitar a todos los oftalmólogos de la República ya médicos generales que tuvieran interés por la oftalmología, y por supuesto a los miembros titulares y correspondientes. Durante la preparación de esta Primera Reunión Anual el redactor escribió: "se espera será fecunda y aumente el gusto por la oftalmología, que es, sin hipérbole, la rama más científica de la medicina". Puede ser que en esa época los médicos de otras ramas no protestaran, pero actualmente si lo harían, con o sin hipérbole. La Comisión Organizadora estuvo formada por los doctores Lorenzo Chávez, Manuel Uribe Troncoso y Daniel Vélez, quienes enviaron una primera circular el primero de enero avisando de la reunión. Días más tarde, el 27 de enero el secretario, Dr. Rafael Silva, mandó una segunda circular en la que anexaba una lista de los temas que debían tratarse entre los cuales vuelve a llamar la atención el tratamiento operatorio de la miopía.
El proyecto original era hacer las reuniones cada año y para ello se elaboró un reglamento de las Reuniones Anuales, cuyo último artículo señala una cuota de 5 pesos por año para sufragar los gastos de cada reunión (se nota cierta diferencia con las cuotas actuales que padecen una atracción especial por la inflación).
La Primera Reunión Anual se efectuó en la ciudad de México, del 27 al 31 de marzo de 1903, en el Hospital de Nuestra Señora de la Luz, calle de la Paz No. 619, presidida por Lorenzo Chávez, con Manuel Uribe Troncoso como vicepresidente, E. Graue y Glennie y Rafael Silva como secretarios (a éstos dos últimos los llamaban los benjamines) y Emilio Montaño como tesorero. Asistieron oculistas de la República y del extranjero; las reuniones se realizaron a las 11 de la mañana y a las 6 de la tarde y fueron presentados 9 trabajos por los socios de la ciudad de México, 6 más por los socios de los estados y 2 del extranjero, además de 4 relacionados con la descripción de nuevos instrumentos y de un ojo artificial esquiascópico. Los del extranjero uno fue de El Salvador y otro de Estados Unidos.
El Dr. Eduardo Liceaga, Director de la Escuela de Medicina, al inaugurar esta reunión, señaló que la participación de médicos de provincia y del extranjero, hacían en realidad de esta Reunión el Primer Congreso Nacional de Oftalmología. Posteriormente el Dr. Enrique Graue y Díaz González considera a esta reunión y a las siguientes como verdaderos congresos y añade, con razón, que los actuales congresos deberían ser llamados de la segunda época o cambiarles la numeración. Entre todas las especialidades, la Sociedad Oftalmológica fue la primera en llevar a cabo un congreso nacional. La Sociedad publicó ese mismo año las Memorias de dicha reunión, en un pequeño libro de 232 páginas, con todos los trabajos presentados durante ella.

Segunda Reunión Anual

La Segunda Reunión Anual fue realizada también en la ciudad de México, del 2 al 6 de mayo de 1905 en el Salón de la Academia de Medicina. El presidente fue M. Uribe Troncoso el vicepresidente Daniel Vélez, el secretario Ignacio del Valle y el tesorero Emilio Montaña. En estas fechas la Sociedad contaba con 3 miembros honorarios, 8 fundadores, 11 titulares, 22 correspondientes y 10 correspondientes extranjeros.

Tercera Reunión Anual

La Tercera Reunión Anual se efectuó en la ciudad de México del 17 al 21 de septiembre de 1907, presidida por José Ramos, como vicepresidente el Dr. Fernando López, la secretaría con R. Acosta y la tesorería con E. Montaña. Como se ve las reuniones anuales eran bienales.

Cuarta Reunión Anual

La Cuarta Reunión Anual, ahora anexa al IV Congreso Médico Nacional, se efectuó en la ciudad de México del 19 al 25 de septiembre de 1910, presidida por Emilio Montaña, como vicepresidente Agustín Chacón, secretario Ramón Terroba y tesorero Juan Carmona. Esta vez fue a los 3 años. Estas tres reuniones también publicaron sus Memorias respectivas en cuadernos de más de 200 páginas.

Años aciagos

En agosto de 1911 se llevó a cabo la elección de la Mesa Directiva, resultando presidente el Dr. Daniel Vélez. Por lo pronto no se efectuó la Quinta Reunión Anual y aún las sesiones reglamentarias dejaron de hacerse regularmente, debido en gran parte a los problemas ocasionados por la Revolución Mexicana. En 1914 aparecieron en los Anales dos notas avisando del retardo de la publicación y de la distribución de la revista por la causa señalada, por la suspensión casi completa de las comunicaciones ferroviarias y además por la reciente ocupación de Veracruz por tropas de Estados Unidos. A pesar de las dificultades salieron los tomos XVI y XVII.
Uno de los motores principales de la Sociedad era el Dr. Uribe Troncoso, quien disgustado porque le quitaron su puesto en el Departamento de Higiene Escolar y su categoría de profesor en la Escuela de Medicina, por motivos políticos, emigró a Nueva York a mediados de 1916. Al año siguiente los Anales se fundieron con el American Journal of Ophthalmology de Nueva York.

Quinta Reunión Anual

La Sociedad empezó a salir de sus problemas debido a los esfuerzos de Daniel Vélez, Rafael Silva y Antonio Torres Estrada. En 1918 fue electo presidente el Dr. Fernando López y del 9 al 16 de abril se llevó a cabo la Quinta Reunión Anual, anexa al Quinto Congreso Médico Nacional, que se realizó en la ciudad de Puebla, durante la cual fueron presentados 15 trabajos, 6 de ellos por José de Jesús González, 2 por Rafael Mendoza y el resto uno por ponente.
Los Anales volvieron a publicarse en 1918 bajo la dirección del Dr. Vélez. En agosto de ese año aparece un anuncio de un Curso Práctico de Oftalmología para médicos, impartido por los Doctores Chacón, López, Montaño, Vélez y José Mesa Gutiérrez, de 21 horas a la semana durante 4 semanas.

Oftalmología y otorrinolaringología

Sexta Reunión Anual

Anexa al Sexto Congreso Médico Nacional, efectuado en Toluca, Estado de México, del 14 al 21 de abril de 1920, tiene lugar la Sexta Reunión Anual de la ahora Sociedad Mexicana de Oftalmología y Otorrinolaringología. Las memorias son publicadas en un cuaderno de 148 páginas, con un anexo de 12 láminas con 24 dibujos en color, con los aspectos del fondo de ojo en algunos vertebrados, hechos por el Dr. José de Jesús González. En esa reunión fueron presentados 15 trabajos, 7 de ellos de José de Jesús González y 2 de Antonio Torres Estrada.

Séptima Reunión Anual

La Séptima Reunión Anual anexa al Séptimo Congreso Médico Nacional, que fue presidido por el Dr. Vélez se llevó a cabo en Saltillo del 24 al 30 de septiembre de 1922. Fueron presentados 19 trabajos, 11 de ellos por J. de J. González, 2 por Torres Estrada y los demás ponentes sólo uno. El Dr. González presentó una iconografía de la lepra ocular con numerosas fotografías y 11 dibujos en color. Además hay dos artículos sobre la inyección parenteral de leche en el tratamiento de algunas enfermedades oculares.
La Sociedad invita a los otorrinolaringólogos de la capital y de los estados a que formen parte de ella, ya que ambas especialidades las consideraban íntimamente ligadas. A partir de 1920 el título de la revista fue Anales de la Sociedad Mexicana de Oftalmología y Otorrinolaringología. Como director siguió el Dr. Vélez y con frecuencia también aparece el Dr. Rafael Silva como codirector.

La Sociedad y la provincia

Es importante citar al Dr. González como un ejemplo de la descentralización profesional en el país, que él consideraba como un arma importante para disminuir la frecuencia de ceguera en la República. Se inició en la especialidad con José Ramos y Emilio Montaño y se estableció en León Gto. Publicó numerosos artículos, por lo menos 46 en los Anales, otros en la Gaceta Médica de la Academia de Medicina y varios libros, como "Estudios de Oftalmología", "Estudios de Neurología", "Higiene Escolar" (3 ediciones), "Tratamiento Médico de la sífilis ocular", etc. Además fue un buen dibujante creando numerosas láminas del fondo de ojo en algunos animales, ya citadas, y para una" Iconografía oftalmoscópica" con 200 figuras en color. Decía que todo oculista debía ser aunque fuera poco, "neurologista". Fue fundador del Instituto Biológico de Guanajuato, del cual llegó a ser director de 1923 a 1932. Perteneció a la Sociedad Médica de Medicina Interna, a la Sociedad Antonio Alzate y a la Academia de Medicina. Otros precursores importantes del ejercicio de la especialidad en provincia fueron el Dr. Antonio Alonso de San Luis Potosí y Enrique Avalos Pérez de Guadalajara.
Antonio F. Alonso estudió en Europa oftalmología con Panas, de Wecker y Landolt. De regreso a San Luis Potosí se hizo cargo de las cátedras de Patología General y de Clínica Oftalmológica en el Instituto de Ciencias, del que llegó años más tarde a ser director. Hizo frecuentes viajes al extranjero e incursionó en política durante el período de La Revolución, llegando a ser dos veces Senador de la República.
Enrique Avalos Pérez (1876-1949) hizo la carrera de medicina en Morelia y Guadalajara. Viajó a Europa a ampliar sus conocimientos y estudió oftalmología con Gustavo Guttmann en Berlín, regresando a Guadalajara donde empezó a ejercer como oftalmólogo. Fue miembro de varias Sociedades y director del Hospital de San José (exclusivo para enfermos oculares), profesor de Patología Interna en la Escuela de Medicina de la Universidad Autónoma de Guadalajara. El Dr. Enrique Graue y Glennie es electo presidente en 1921 y el Dr. Daniel Vélez secretario perpetuo. Se acordó que la presidencia recayera un año en un oftalmólogo y al año siguiente en un otorrinolaringólogo.
En los Anales de julio y agosto de 1928 hay un editorial del Dr. Vélez sobre el XXX aniversario de la revista. Dice que ha continuado publicando los trabajos de los socios con el nuevo nombre de la revista, y que los primeros 17 tomos unidos a los 6 de la segunda época constituyen el acervo científico de los oculistas mexicanos. Desgraciadamente rara vez consultamos los artículos hechos por mexicanos y cuando lo hacemos con frecuencia nos llevamos sorpresas muy agradables.

Primer Congreso Mexicano para la Prevención de la Ceguera

En 1930 es presidente Ricardo Tapia Fernández, otorrinolaringólogo y durante su mandato tiene lugar en noviembre el Primer Congreso Mexicano para la Prevención de la Ceguera, presidido por el Dr. Vélez, del cual existen las Memorias, editadas por los Anales, al igual que las Memorias de las Reuniones Anuales. En este año el Dr. Rafael Silva ocupó el puesto de Jefe del Departamento de Salubridad Pública. En 1931 es electo presidente el Dr. Antonio Torres Estrada y vicepresidente José Vicente Manero.
Por circunstancias ajenas a la voluntad de los socios, los Anales fueron suspendidos después de la publicación del No. 6 del Tomo X, en 1933. Se daban los pasos necesarios para su reaparición cuando sobrevino la muerte del Dr. Vélez. Este médico fue uno de los miembros más activos de la Sociedad en el primer tercio del siglo XX.
Daniel Vélez llegó a ser profesor titular de oftalmología a la muerte de Chacón, fue uno de los fundadores de los Anales de Oftalmología y director de ellos de 1918 a 1933, presidente de la Sociedad en 1906 y 1911 Y su primer secretario perpetuo. Además fue uno de los fundadores de la Asociación para Evitar la Ceguera en México y de la Gaceta Médica Militar.

Periodo 1936 - 1945

En el número 1 de 1936 de los Anales aparece el artículo "Elogio al Dr. Vélez", escrito por Rafael Silva. A partir de éste número la revista salió cada tres meses. En marzo de ese mismo año fue electo director de la revista el Dr. Antonio Torres Estrada y secretario de redacción el Dr. Magín Puig Solanes. El presidente fue el Dr. Antonio Alonso y el Dr. Silva fue nombrado secretario perpetuo en substitución del Dr. Vélez. Rafael Silva se inició en la especialidad con Carmona y Valle y Fernando López. Pasó varios años en Europa perfeccionándose con diversos profesores, por lo menos con 13 oculistas y 6 otorrinolaringólogos.
Fue profesor de oftalmología en la Escuela de Medicina y director del Hospital de la Luz. Dentro del arte musical fue un pianista que descolló al grado de gran concertista. También en marzo de 1936 se decide que las sesiones ordinarias se celebren el primer martes de cada mes. Hace más de 56 años que así sucede invariablemente, excepto cuando coincide con día festivo, y todavía existen socios que preguntan qué día es la sesión. La Sociedad tenía como domicilio la casa del Dr. Vélez (en la calle de Donato Guerra 11) pero a partir de octubre de 1935 se estableció que su nueva sede fuese el Hospital de la Luz. La presidencia se seguía alternando cada año entre un oculista y un otorrinolaringólogo, y el comité de redacción estaba formado a partes iguales por miembros de las dos especialidades.
En 1937 es electo vicepresidente Juan Luis Torroella, quien no ocupó el puesto de presidente debido casi seguramente a su enfermedad (un parkinson postencefalítico). Torroella, jefe del Servicio de Oftalmología en el Hospital General de 1927 a 1937, fue el primero en el mundo en observar, en 1930, las microfilarias vivas en la cámara anterior con la lámpara de hendidura y fue el introductor en México de la queratoplastía en animales. En 1938 fue presidente Raúl Arturo Chavira y en 1939 un otorrinolaringólogo Juan Andrade Padillo. Por 1938 y 1939 un grupo de oculistas "jóvenes" empezó a hacer política tratando de sacudirse la tutela de los "viejos", el resultado fue, la renuncia como secretario perpetuo de Rafael Silva a mediados de 1939. Inmediatamente renunció como director de los Anales Antonio Torres Estrada y el grupo de médicos del Hospital de la Luz, quienes en 1941 formaron la Sociedad Oftalmológica del Hospital de la Luz. Esta escisión duró hasta 1949 con el Primer Congreso Mexicano de Oftalmología, que logró unir de nuevo a todos los oculistas. Antonio Torres Estrada, discípulo de Daniel Vélez, fue profesor de oftalmología en la Escuela de Medicina y director del Hospital de la Luz. Fue un magnífico cirujano y prolífico escritor que publicó numerosos artículos. En junio de 1939 es nombrado nuevo comité de prensa, dirigido por el Dr. Heriberto Fernández Isassi, quien es electo presidente en 1940. La Sociedad deja su sede en el Hospital de la Luz e inicia sus sesiones en el salón de actos de la Escuela de Medicina. En mayo es nombrado secretario perpetuo el Dr. Antonio Alonso. En junio de 1939 llegaron a México, exiliados de España, los Dres. Manuel Márquez y su discípulo Manuel de Rivas Cherif.
Manuel Márquez (1872-1961) fundó junto con Menacho de Barcelona y Santos Fernández de la Habana los Archivos Hispano Americanos en 1901. Fue profesor de terapéutica y de oftalmología, presidente de varias sociedades y congresos; publicó numerosos artículos y varios libros sobre oftalmología, tanto en España como en México.
Manuel de Rivas Cherif fue alumno de Márquez desde los 22 años de edad, siempre estuvo apegado a su maestro y llegó con él a México. Publicó muchos artículos por lo menos 20 en España y 30 en México en donde se distinguió en la fotografía ocular, fundando un servicio de fotooftalmología. Las presidencias siguen alternando entre las dos especialidades, Luis Vaquero en 1941, Magín Puig Solanes en 1942, José Vicente Manero en 1943, de nuevo Heriberto Fernández Isassi en 1944. En 1943 la revista apareció cada 4 meses. Por renuncia del Dr. Alonso en 1944 es nombrado nuevo secretario perpetuo el Dr. Raúl Arturo Chavira, jefe del Servicio de Oftalmología del Hospital Juárez, quien duró en ese cargo hasta 1971, fecha de su fallecimiento, fue el último de los secretarios perpetuos. En ese mismo año se inicia la separación de las dos especialidades dentro de la Sociedad, con un proyecto de división del funcionamiento interno, con la sección de oftalmología sesionando los martes primeros de mes y la sección de otorrinolaringología los martes terceros de mes.

La Sociedad Mexicana de Oftalmología

En septiembre de 1945, siendo presidente Pedro Berruecos se aprobó la separación de las dos especialidades, que iniciarían el siguiente año académico como dos Sociedades independientes.
En 1946 la asociación se denominó Sociedad Mexicana de Oftalmología y fue electo presidente el Dr. Luis Sánchez Bulnes, Director de la Asociación para Evitar la Ceguera en México. El Dr. Fernández Isassi dejó la dirección de los Anales al terminar 1946 y el Dr. Magín Puig Solanes fue electo para ese cargo.
En 1946 la Sociedad de Oftalmología entró en un período de tranquilidad que permitió desarrollar numerosas actividades académicas y sociales. El Dr. Magín Puig Solanes, jefe del Servicio de ojos del Hospital General de México, y el Dr. Luis Sánchez Bulnes, jefe de la Asociación para Evitar la Ceguera en México, unieron sus esfuerzos y lograron resultados satisfactorios durante más de 30 años, no sólo en la Sociedad sino también en sus respectivos centros hospitalarios y en la provincia.
En mi opinión favorecieron una competencia amistosa entre ambos grupos de médicos, que fue de gran estímulo en el futuro. La presidencia de la Sociedad se fue alternando principalmente entre los dos grupos citados, aunque sin olvidar a los miembros destacados de otras organizaciones. La lista de presidentes y mesas directivas y los datos de los Congresos Nacionales están en uno de los apéndices, pues su inclusión en esta historia sería aburridísima, aunque hay algunos acontecimien¬tos y anécdotas que deben ser relatados.

Primer Congreso Mexicano de Oftalmología

Del 9 al 16 de enero de 1949 se llevó a cabo, en la Facultad de Medicina en la ciudad de México, el Primer Congreso Mexicano de Oftalmología, presidido por Lino Vergara Espino, organizado por él y Feliciano Palomino Dena.
Si hubieran tomado en cuenta las 7 Reuniones Anuales de principios de siglo, que en realidad eran congresos, este sería el Octavo Congreso. En 1949 el presidente fue Francisco Martínez Hinojosa quien, tratando que la Sociedad tuviera un emblema, convocó a un concurso entre los socios para elegir el mejor. Ninguno contestó y entonces él y algún conocido suyo hicieron el emblema que actualmente tiene la Sociedad.
Como es frecuente entre los que acostumbramos criticar, a los pocos días fue bautizado (por Fernando Prieto y por Meyrán) con el nombre híbrido de "oftalmocóatl".
En 1950 la Sociedad fue presidida por Teódulo Agundis, originario de San Luis Potosí y un apasionado cazador, quien publicó un libro llamado "Campamento en África" sobre sus experiencias durante un "safari" en Kenia, Sudán y Tanganyika.

Congreso Panamericano de Oftalmología

Del 6 al 12 de enero de 1952 se realizó el IV Congreso Panamericano de Oftalmología en la ciudad de México, presidido por Antonio Torres Estrada, como vicepresidente Magín Puig Solanes y como secretario general Luis Sánchez Bulnes. Las sesiones se efectuaron en el Hotel del Prado y las memorias fueron publicadas por el Comité Organizador del Congreso en el mismo año, en 3 tomos con un total de 2,204 páginas.

Periodo 1952 - 1966

Del presidente que tomó posesión en 1952 hay la anécdota que sacó unas cuartillas para leerlas; nunca antes había usado anteojos en público, y al tratar de leer a 25 cm seguramente no vio bien, entonces retiró el escrito a 50 cm. y luego a 60 cm. y por último decidió ponerse los anteojos para cerca. La asamblea le ofreció una calurosa ovación para celebrar su presbicia.
Durante su presidencia en 1954 el Dr. Anselmo Fonte Bárcena propuso un aumento de cuotas de 6 a 15 pesos y dio las razones por lo cual consideraba necesario hacerlo. La asamblea aprobó la idea, excepto el extesorero Meyrán que consideraba era suficiente lo que se cobraba. El presidente no se había puesto de acuerdo previamente con él aunque trabajaban juntos.
Entre 1956 y 1957 apareció un médico especialista en adelgazar sin dieta, que usaba el dinitrofenol. El adelgazamiento era efectivo, pero pronto empezaron a presentarse enfermos con cataratas bilaterales. Cuando los oculistas se dieron cuenta comunicaron sus hallazgos a la Sociedad y el presidente en turno Juan Heatley (1957) envió un informe de los casos y señaló los peligros de esa substancia a la Secretaría de Salubridad y Asistencia, logrando la prohibición de ese fármaco.
En 1958 el presidente de la Sociedad fue Antonio Quiroz Carrasco, quien invitó a una sesión a un nieto de Julio Verne, el cual expuso tratamientos muy esotéricos de varios padecimientos oculares a base de la ionización de diversas substancias.
En 1959 José Luis Arce, como presidente, trabajando junto con el tesorero Roberto Wallentin, arregló un local en la antigua Escuela de Medicina con el objeto que las sesiones se hicieran en un lugar adecuado. Dicho local fue inaugurado en la primera sesión de 1960.
En 1961 fue presidente Renán Muríllo Fajardo quien legalizó la existencia de la Sociedad ante notario como Sociedad Civil; la escritura de protocolización fechada el 21 de junio de 1961 está firmada por Renán Murillo, Sabina Silva Zerón, Armando Ramírez y Roberto WalIentin. Entre sus múltiples aciertos sacó un boletín mensual con abun¬dante información sobre las actividades de la Sociedad, editado por los Laboratorios Sophia. Conviene resaltar aquí la ayuda que presentaron a nuestra Sociedad varios laboratorios de productos medicinales, principalmente los Laboratorios Sophia, dirigidos por Don Pablo Jiménez Camarena, tanto en apoyo directo a la Sociedad o a otras instituciones oftalmológicas como durante los Congresos y Cursos, verificados en la República y Centroamérica. Igualmente ayudaron los Laboratorios Clin-Byla, los Laboratorios Oftalmología y posteriormente los Laboratorios Alcon, y otros.
Durante el Congreso celebrado en Torreón en 1962 se hizo famoso Arcadio Chacón Mendoza con sus nuevas técnicas para hacer la dacriocistorrinostomía y la creación de nuevos instrumentos, que obsequiaba a los asistentes. En varios Congresos siguió presentando novedades sobre vías lagrimales, pero cuando cambió a técnicas antiglaucomatosas, varios le dijimos: mejor vuelve a vías lagrimales. Lustras más tarde han aparecido algunas técnicas con las ideas que le criticamos.
Durante los Congresos de Oaxaca y Guanajuato los Laboratorios Clin-Byla sufragaron los gastos totales de los hoteles, los Laboratorios Sophia se hicieron cargo de los alimentos, la cena-baile y de los terribles mariachis (que no dejaban platicar en las comidas y cenas). Esto, desgraciadamente dio lugar a que algunos socios llevaran a todos sus hijos y hasta la sirvienta, y que otros invitaran a médicos generales con sus esposas como acompañantes.
En 1964 fue presidente la Dra. Bertha Riveroll Noble, la primera y única mujer que ha ocupado la presidencia en la Sociedad y la manejó con mano firme. Años después llegó a ser presidente municipal del pueblo de Pachuquilla, Hidalgo.

Los grupos de especialidad

En 1967 fue fundado el Centro Mexicano de Estrabismo por un grupo de socios apasionados de esta subespecialidad, entre los que se encontraba a Emma Limón, Ydhelio Espinosa, David Romero Apis, etc.
En 1974 fue planeado crear otras asociaciones, que se empezaron a fundar en años posteriores, como la Asociación Mexicana de Retina, Asociación Mexicana de Glaucoma, Centro Mexicano de Microcirugía de catarata e implantes, Centro Mexicano de Córnea, Centro Mexicano de Orbita y Anexos, y además se formaron varias sociedades de egresados de varias instituciones como la del Hospital General de México, del Centro Médico la Raza y Centro Médico del I.M.S.S., de la Asociación para evitar la Ceguera, etc.

XXI Congreso Internacional de Oftalmología

En 1970 se realizó en XXI Congreso Internacional de Oftalmología en la ciudad de México, del 9 al 14 de marzo, en el Centro Médico Nacional, bajo la presidencia de Magín Puig Solanes, la vicepresidencia de Luis Sánchez Bulnes y la secretaría de Abelardo Zertuche. Las Memorias publicadas por Excerpta Médica, salieron en 1971, en dos tomos con un total de 2054 páginas.
En 1974 tuvo lugar en la ciudad de México el IV Congreso Latinoamericano de Estrabismo (CLADE), del 12 al 16 de mayo, presidido por David Romero Apis.
En la década de los 1970, un grupo de miembros del Centro Mexicano de Estrabismo empezó a trabajar intensamente, tanto en nuestra agrupación como en la suya, y como era natural a mediados de la década habían controlado las actividades de la Sociedad; la mayoría de los presidentes durante unos 10 años fueron estrabólogos, y más o menos a mediados de la década de los 80 empezaron a perder fuerza. Con seguridad, siguiendo los ciclos observados en las naciones y en las instituciones, va a ser substituido por otro en corto plazo.

Consejo Mexicano de Oftalmología

El Consejo Mexicano de Oftalmología A.C. fue creado el 9 de noviembre de 1974 Y su Acta Constitutiva notarial fue firmada por Magín Puig Solanes, Luis Sánchez Bulnes, Abelardo Zertuche, Enrique Graue y Díaz González y Roberto Wallentin.
El 6 de marzo de 1975, la Academia Nacional de Medicina, bajo la presidencia de Jesús Kumate, extendió su aval de idoneidad iniciando así sus labores de manera oficial.
El primer presidente fue Magín Puig Solanes, quien permaneció en el puesto hasta 1979; durante este período se realizó el primer ingreso al consejo, con una característica especial para aquellos que tenían más de 20 años en el ejercicio de la especialidad, que si eran maestros en la universidad, o jefes de servicio de oftalmología o expresidentes de Sociedades etc., fueran eximidos del examen de ingreso por esa única-ocasión. Los exámenes se han realizado anualmente en el mes de marzo.
En 1979 Luis Sánchez Bulnes asumió la presidencia en la que permaneció hasta 1982, siguió Manuel Sáenz de Vitteri hasta 1984, luego Enrique Graue Díaz González hasta 1986, Ydhelio Espinosa Olvera hasta 1988, David Gutiérrez Pérez hasta 1990. Juan Ignacio Babayán preside el bienio 1990-1992, durante el cual se cuentan 704 miembros y el programa de recertificación quinquenal sigue vigente.

De Atlanta 157 a Boston 99

Hasta 1979 la Sociedad pudo tener un local propio; siendo presi¬dente David Romero Apis, y tesorero Ydhelio Espinosa Olvera, se compró una casa en la calle de Atlanta No. 157, con un costo de $1'922,000 pesos, de los cuales la tesorería aportó más de un millón y el resto fue de las utilidades del XIV Congreso Mexicano verificado en Veracruz, la casa sirvió para oficinas, biblioteca y para sesiones de pocos miembros, de las asociaciones de subespecialidades o culturales. Pero era necesario una aula grande con las instalaciones adecuadas y fue debido a la labor de Ydhelio Espinosa y el buen manejo de los fondos, que culminaron con la construcción de un edificio ad hoc en la calle de Bastan No. 99, con un aula para 200 personas que fue inaugurado el 3 de diciembre de 1985, siendo presidente Gustavo Bergés Salgada.

XIII Congreso Panamericano de Oftalmología

El XIII Congreso Panamericano de Oftalmología se llevó a cabo en Acapulco, Guerrero, del 10 al15 de mayo de 1981, presidido por David Gutiérrez Pérez. Hubo una Reunión de Patología Ocular como actividad precongreso en la ciudad de México, el 8 y 9, presidida por Sadi de Buen.

Los años recientes

Dr. David Romero Apis En 1961 el Dr. Renán Murillo Fajardo lleva a cabo una magnífica labor y edita una publicación llamada Boletín Oficial de Información. En 1962 ocupa la presidencia el Dr. Armando Ramírez González, quien ha sido uno de los presidentes que mejor han hablado en público: magnífica dicción, conceptos elocuentes, soberbia entonación. Continúa con la publicación del Boletín de Información.
En el IX Congreso (Guanajuato, 1968) un grupo de entonces jóvenes oftalmólogos, inspirados por la atmósfera independentista histórica de la ciudad, idearon una plataforma política para el lanzamiento de candidatos independientes a la presidencia de la Sociedad, que se vio efectiva en 1972 cuando el Dr. Arturo Lelo de Larrea llega a la presidencia tras haber obtenido la votación para vicepresidente el año anterior. Significaba el primer candidato independiente lanzado por un grupo de oftalmólogos que se salían del esquema político tradicional, controlado por los maestros Puig Solanes y Sánchez Bulnes.
En 1975 el Dr. David Lozano Elizondo implanta la modalidad de los Talleres, en los cuales de manera más directa e informal, se trataban aspectos concretos de un tema. Esta modalidad se continuó efectuando durante muchos años. En 1979 el Dr. David Romero Apis implanta los convivios sociales después de las sesiones ordinarias, lo cual se ha hecho una costumbre que persiste hasta nuestros días, permitiendo el contacto personal con colegas a los cuales no se ve con frecuencia.
El primer local propio de la Sociedad en la calle de Atlanta 157 significó 6 meses de pugnante “estira y afloja” entre el presidente David Romero Apis y el tesorero Ydhelio Espinosa, pero finalmente se llegó a la realización de su compra. Era una casa llena de luz, con un encanto muy especial, cuya inauguración se efectuó el15 de diciembre de 1979.
La historia de la compra del local de la calle de Boston 99 comienza en 1983 durante la presidencia del Dr. José Luis Tovilla Pomar, quien con el financiamiento personal transitorio del Dr. David Gutiérrez Pérez logró la realización de la operación, ante la renuencia del Dr. Ydhelio Espinosa, vendiéndose la casa de Atlanta. Entonces cambió la actitud del Dr. Espinosa, echándose a cuestas la magnífica cruzada de diseñar y ejecutar la construcción del local actual, del cual hoy día todos disfrutamos y que también nos llena de orgullo.
Dr. Luis González y Gutiérrez
En las oficinas de la Sociedad en la calle de Teotihuacán empecé a hacer conciencia de una serie de fotografías que adornaban los muros de ese local, luego supe que eran los fundadores de nuestra agrupación, todos desconocidos para mí y no había forma de identificarlos. Por mera casualidad llegué a saber de la afición por la fotografía del Dr. Daniel M. Vélez y estoy absolutamente seguro de que a él debemos el contar con esas imágenes. Gracias a la afición de un presidente de la Sociedad se llegó a preservar la imagen de hechos históricos y de los hombres que fueron sus protagonistas. Entre los aficionados a la filatelia está el Dr. Alejandro Dalma Kende, quien ha logrado reunir una cantidad importante de estampillas postales con motivos oftalmológicos de todo el mundo, colección que ha presentado en diferentes congresos.
Hay que recordar la estampilla emitida con motivo del Congreso Internacional de México de 1970, en la que se observa el corte sagital de un globo ocular y el espectro policromo de un haz de luz (en cuyo diseño intervino el Dr. Meyrán). Este Congreso tuvo para fortuna nuestra el apoyo incondicional del entonces Presidente de la República, Lic. Gustavo Díaz Ordaz, quien para su desgracia y nuestro beneficio tuvo un desgarro retiniano, detectado muy a tiempo por el Dr. Francisco Arenas Bolaños, también expresidente de la Sociedad, tratado por un equipo multihospitalario por medio de fotocoagulación con arco de Xenón (hecho por el Dr. Heatley). Entre los invitados de honor estaba el Dr. G. Meyer-Schwickerath y en la inauguración el Presidente de la República hizo alusión a un eclipse total de sol, que se tuvo el día anterior y que fue motivo para que el Presidente con su característica labia, mencionara como un hecho preparado por los oftalmólogos mexicanos para sus colegas de todo el mundo, haciendo notar que gracias a otro eclipse, en la mente de Meyer-Schwickerath, surgió la idea de la creación del sistema de fotocoagulación, del que era entre muchos miles, uno de los beneficiados, el mismo Presidente.
Existen aficiones curiosas entre otros presidentes de la Sociedad, como la del Dr. Jorge Meyrán García, que es un cactólogo reconocido mundialmente, y del que se dice que su profesión son los cactos y su afición la oftalmología. Dentro de la cactología existe una especie que lleva su nombre. Este mismo presidente dio lugar a polémicas y controversias durante el Congreso de Oaxaca, en el que llevó un trabajo sobre el estudio de los peces ciegos que habitan las profundidades abisales (o cavernas) y que causó revuelo en la prensa local, pues un indignado periodista lo censuró, reclamándole el perder el tiempo estudiando peces ciegos, habiendo tantos humanos sin el preciado don de la visión.
A propósito de revuelos, recordemos el Congreso de Hermosillo; en una actividad precongreso en Mazatlán ocurrió un temblor en Alaska, que ocasionó la formación de un tsunami, con la creación de supuestas olas gigantescas que llegarían a Mazatlán, devastando el puerto. Algunos al saber esto huyeron despavoridos, con algunas pertenencias, atrincherándose en el cerro más alto del lugar, pasando así toda la noche (inútilmente). La Sociedad también ha tenido inventores y diseñadores de aparatos y equipos, como el oftalmoscopio indirecto diseñado por el Dr. David Lozano Elizondo y el equipo para fotoestrabografía por el Dr. Arturo Lelo de Larrea.
Otros han sido promotores de Servicio Social, como los fundadores de Bancos de Ojos, teniendo entre ellos al Dr. Roberto Wallentin y al Dr. David Gutiérrez Pérez, recordando que el primer Banco de Ojos autorizado oficialmente estuvo en la Sede de la Sociedad en la Calle de Teotihuacán.
Si recordamos la serie de locales prestados o alquilados y nos damos cuenta que actualmente ya poseemos un magnífico edificio, con su hermoso auditorio, vemos que esto representa el esfuerzo de muchas mesas directivas y sin duda el sueño de todos los presidentes anteriores. Sin embargo no hay que olvidar que este logro material trae aparejado mayores responsabilidades y gastos, es un reto para las generaciones futuras conservarlo y mediante administraciones con espíritu de servicio, incrementar el patrimonio de la Sociedad. Por supuesto sin descuidar el aspecto más importante que es el académico, de estudio e investigación, esperando de esta manera que nuestra Sociedad no alcance únicamente el siglo de existencia, sino muchos más, combinando las diferentes personalidades y aficiones de los futuros dirigentes y de los socios en general, para gloria de la especialidad en nuestro país.

Aviso de privacidad
Boston 99, Col. Nochebuena, CDMX C.P.03720, México
Contacto: (52) (55) 5563-9393, 5563-7812, 5598-3827 y 5598-5372, 5611-1343